sábado, 16 de febrero de 2013

Todo un verdadero oficio.

A
D
T
                             IN NOMINE  MVLTIS
P
A
T
R
E
M

El Oficio Divino se hace verdaderamente "Oficio" por un corazón en Cruz.
¡Esta es la actitud del corazón que ora la Liturgia de las Horas!
¡La actitud del corazón en la oración de la Liturgia de las Horas y en la celebración Eucarística!

La actitud del corazón es la actitud de Cruz:
El corazón elévase al Señor, (AD DOMINVM), elévase al Padre (AD TE PATREM); y lo hace en nombre de todo el Pueblo de Dios, en nombre de toda la Creación, en nombre de muchas almas del mundo (IN NOMINE MVLTIS).

He aquí el Oficio del cristiano. Labor de amor. Así, celebrar la Eucaristía y orar la Liturgia de las Horas, es labor desde la cruz.
¡La oración adquiere una dimensión realmente comunitaria! Lo creemos y lo vivimos; experimentamos una dimensión plural de la oración; dimensión divina y comunitaria. El corazón orante en actitud de Cruz, elevándose al Padre en nombre de todo su Pueblo, se dilata, rebasa esa dimensión individual en la que en más de un momento corre el riesgo de incursionar. 

De esta forma la Liturgia de las Horas se hace verdaderamente, todo un Oficio. Un divino oficio de laborar en corazón y en voz por el Pueblo de Dios, por muchos hombres, por toda la creación. Es ejercicio del sacerdocio real conferido en el sacramento del Bautismo.

Es orar en el Espíritu del Hijo, al Padre, con toda su comunidad.
¡AD TE PATREM. IN NÓMINE MVLTIS! Amen.

¡Qué acertados aquellos versos de uno de los himnos de Tercia!:
"Renueva el alma de este pueblo tuyo,
que por mis labios canta tu alabanza".
Que esta disposición desde la cruz que lo dirige todo a Dios y abrza a todos los hombres, vivificándolo todo, sea nuestra disposición. Entonces haremos de la Liturgia Eucarística y la Liturgia de las Horas verdaderas celebraciones.


Sí, Padre: a Ti queremos dirigir toda nuestra vida
para que ésta sea vida tuya,
vida en tu Hijo.
A ti queremos ir como Iglesia Peregrina
Iglesia en comunión con todos tus hijos y todas tus creaturas.
Recibe esta oración que mira a ti y es de muchos.
Ellos la hacen. Nosotros no hacemos más que lo que debemos hacer.
Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada